HABLEMOS chilenos y bolivianos

Ir abajo

HABLEMOS chilenos y bolivianos

Mensaje  Weichafe999 el Miér Dic 26, 2012 1:08 pm



Los invito formalmente a participar de un sano y necesario análisis y debate chileno-boliviano. Para que de esa manera nos vayamos conociendo aun más y poniendonos de acuerdo en temas convenientes para ambos Estados. Very Happy

Los invito a participar del foro: razonyfuerza.mforos.com

Entrando ahí vayan al tema: GEOPOLÍTICA.

Y en ese lugar entren al sub-foro: . . CHILE - BOLIVIA V . . (ojo: ya vamos en el n° 5)


Esto para que analicen, opinen y debatan chilenos con bolivianos y viceversa.


Mi opinión como chileno es la siguiente:

Geopolíticamente se hace necesario negociar con el Estado de Bolivia, y su civilidad, una salida soberana al Océano Pacífico.
Esto, porque año a año se puede apreciar que la política chauvinista y revanchista del Estado del Perú se hace cada vez más aguda.
El Estado peruano no descansara, hasta según ellos recuperar sus llamadas “Provincias Cautivas”. Lo que significa que NUNCA permitirán que Chile le ceda territorio al norte de Arica (en la forma de una franja y siguiendo la línea de la Concordia) a Bolivia, para que ese Estado tenga salida soberana al Mar. Ejemplo de ello es la actual demanda en la Haya contra Chile (que activaron cuando inteligencia peruana supo de acercamientos en ese sentido entre los gobiernos de Chile y Bolivia).

La irresponsabilidad de la clase política peruana y su casta militar hace necesario “NEGOCIAR UNILATERALMENTE” con el Estado boliviano, de otra manera el problema seguirá latente hasta que explote. Esto porque los bolivianos deben saber que según el tratado de 1929 entre Chile y Perú, los dos Estados mencionados tienen derechos de anuencia, en cuanto a dar la visa para ceder territorios (las llamadas respectivas LLAVES al problema de la mediterraneidad boliviana), así, de esta manera, Chile debe dar la visa para que el Perú ceda territorio en la zona de Tacna, y a su vez Perú debe dar la visa para que Chile ceda territorio en la zona de Arica-Tarapaca.. Al respecto todos saben que Chile NO tiene mayores obstáculos para ceder territorio y mar a Bolivia, siguiendo el paralelo al norte de Arica (con la respectiva compensación territorial), el REAL problema es que Perú NO quiere ceder el visado de un acuerdo y tratado de semejante magnitud.

Debemos negociar la soberanía territorial y marítima a Bolivia al norte de Arica, No hay otra alternativa, ya que los posibles “enclaves bolivianos” en costas chilenas solo aseguraran que surjan otros conflictos, como que ciertos chauvinismos intenten acercar casi biológicamente esos enclaves con franjas de territorio en Bolivia (cosa imposible, ya que el territorio de Chile se dividiría), o incluso mayores franquicias.

Los Estados de Bolivia y Chile deben generar los contactos que nos acerquen cada día más.
Ejemplo y antecedente de ello, es que en 1974, durante la asunción al mando de Brasil del Presidente Roberto Geisel, el General Banzer y el General Pinochet –invitados– establecen un contacto cauteloso e informal, pero positivo. Lo coronan la reanudación de las relaciones diplomáticas, y el renacimiento de la idea del corredor soberano desde Bolivia hasta el Pacífico, por el norte de Arica. Con una novedad: Bolivia lo adquirirá –3.000 kilómetros cuadrados– canjeándolo por igual extensión de territorio suyo. Selló el acuerdo un fuerte abrazo de los mandatarios en Charaña, pueblecito fronterizo del vecino, y una comisión mixta empieza a afinarlo (1975).

Sin embargo, NO se materializaría, por cuatro motivos:
a) Perú le NEGÓ su asentimiento (1976). . Ya que Lima tiene derecho a veto sobre la cesión, conforme a lo convenido en el Tratado de 1929, que resolvió el diferendo de Tacna y Arica.
b) El “NO” del Perú revestiría la forma elegante de proponer, como complemento del corredor, la “internacionalización” de Arica bajo los tres países... algo, naturalmente, inaceptable para Chile, dueño único y soberano de ese puerto según el mismo tratado.
c) En verdad, Perú pensaba que el corredor significaba distanciarlo políticamente de Bolivia, al paso que acercaba ésta a Chile. Que era exactamente el objetivo que plantearía Pinochet al almirante Merino, explicando la iniciativa: “consolida... su amistad con nosotros”.
d) El Perú NUNCA permitirá perder la posibilidad de recuperar sus denominadas "provincias cautivas" (que perdieron en la guerra del pacífico del siglo 19), lo que se denomina "irredentismo peruano". Por lo tanto NO permitieron en 1975-76, y NUNCA permitirán un corredor a Bolivia, porque eso significaría para ellos el fin de ese irredentismo.

Pese a lo anterior, la diplomacia chilena y boliviana siguieron acercándose, ejemplo de ello fueron las 4 propuestas planteadas en Montevideo, Uruguay, durante 1987.

Hoy en día, incluso sectores de derecha de la política chilena (como Longueira) han comprendido la necesidad geoestratégica de separarse territorialmente del Perú, interponiendo a Bolivia entre los dos Estados, cediendo soberanía territorial y marítima a Bolivia a través de la línea de la Concordia y su extensión al mar, para así de esta manera zanjar un problema limítrofe que geopolíticamente daña los intereses de Chile y de paso de Bolivia, cosa que Perú a obstaculizado ya que solo pretende algún día recuperar parte o toda la zona que ellos llaman “Provincias cautivas de Arica-Tarapaca”, de esta manera Chile lograría:

• Separarse del problemático Perú (de su revanchista casta dirigente).
• Desarticular futuras demandas peruanas.
• Interponer a Bolivia entre los dos Estados, dando solución a un problema mayor.
• Atenuar cualquier intento de política militarista revanchista.
• Acercaríamos al Estado de Bolivia a Chile. Con grandes beneficios para los dos Estados.
• Geoestratégicamente podríamos tener una conveniente compensación territorial. Ya que eso permitiría abrir la llave con mayor facilidad, de otra forma se dificultaría y estaríamos discutiendo el tema por cien años más, y aun más quizás.
• Potenciaríamos la relación política-militar con Bolivia. Con grandes beneficios para los dos Estados.
• Podriamos frenar (via control de la policía y militares bolivianos y chilenos) en gran parte la "masiva" entrada de peruanos inmigrantes (SIN contribución de capital cultural) a Chile.
• Geoestratégicamente podríamos lograr beneficios en la importación desde Bolivia de irrigación y gas en el norte. Con grandes beneficios para los dos Estados.
• Potenciaríamos la relación comercial con Bolivia, sobre todo con la activación de los puertos y la Minería, como la explotación y comercialización conjunta del Litio (Chile, Bolivia y Argentina tienen el 80% del Litio mundial), así como otros minerales.
• Activaríamos comercialmente el alicaído extremo norte de Chile, en base a una ampliación de los intercambios chilenos-bolivianos. Con grandes beneficios para los dos Estados.
• Así mismo potenciaríamos otros variados campos comerciales y de integración con Bolivia, como el turismo, la construcción de buques en astilleros chilenos, la educación, etc, etc, etc. Con grandes beneficios para los dos Estados.
• En fin, un mar de nuevas y auspiciosas posibilidades para ambos Estados (de Chile y Bolivia).

Del Estado del Perú, lamentablemente, solo podemos esperar puñaladas. Así de tajante.
Por lo tanto, abogo por que Chile límite al norte y noreste con Bolivia.

Solo dos vecinos, y una alternativa.////

Cordiales saludos

Weichafe

*******************


Última edición por Weichafe999 el Jue Ene 17, 2013 4:47 pm, editado 2 veces (Razón : Corrección)

Weichafe999

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 26/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.